Las Águilas volaron alto y son campeones de la LVBP

En un encuentro dramático y lleno de emoción, las Águilas del Zulia consiguieron un nuevo campeonato del béisbol profesional venezolano, ante unos aguerridos Cardenales de Lara que no pudieron ante la estelar apertura de Mitch Levily.

Daba inicio el quinto juego de la final, y el tercero en el Luis Aparicio “El Grande”. Las Águilas comenzaron temprano y en la misma primera entrada anotaron las dos primeras carreras en las piernas de Freddy Galvis y José Pirela, quien conectó un enorme cuadrangular por el jardín izquierdo.

En la segunda entrada, Raul Rivero logró dominar a la toletería zuliana ponchado a dos de los tres bateadores que enfrentó.

Por su parte Mitch Lively dominó sin problemas a los primeros 9 bateadores que enfrentó, propinando hasta 3 ponches, antes de concederle un boleto a Ildemaro Vargas y posteriormente recibir un sencillo por parte del brasileño Paulo Orlando que le ponía fin al no-hit del importado.

En el quinto episodio, Ali Castillo conectó un triple por el jardín derecho que levantaba a toda la fanaticada de sus asientos. El encargado de dibujar el 0-3 en la pizarra fue Endy Chávez quien conectó un sencillo por el jardín izquierdo y provocar la algarabía en el estadio Luis Aparicio.

En la sexta entrada, Lively se metía en problemas luego de conceder un boleto por segunda ocasión consecutiva a Vargas y luego lanzar un wildpitch que aprovechaba Ildemaro para avanzar hasta la intermedia. Sin embargo, la defensa zuliana respondió a la perfección y retiró a los dos bateadores siguientes para conseguir el cero.

La respuesta de los Cardenales de Lara llegó en la parte alta del séptimo inning, con el bate de Montero quien despachó un gigantesco cuadrangular por todo el jardín central para descontar la diferencia en el marcador y comenzar a soñar darle la vuelta al resultado.

Las cosas se complicaban para los rapases, Cedeño no pudo culminar una juagada de rutina, y por error en tiro, se embazó Denis  Phipps. Era la tercera oportunidad al bate de Carlos Rivero quien entregó el primer out por la vía del ponche.

Lively se volvió a lucir en el montículo y dominó a Gustavo Molina y a Ravelo para ponerle fin a las aspiraciones de los Cardenales.

La afición marabina comenzaba a corear ‘campeones, campeones’, dado que sólo estaban a seis outs de conseguir el título de la LVBP, que se la ha hecho esquivo desde la temporada 99-00.

En el octavo episodio, Leonel Campos tomó el control de la lomita, y fue recibido por Elvis Escobar que con un soberbio batazo que se internó en las profundidades del jardín central, que le permitió llegar hasta la intermedia; posteriormente llegó a la antesala por medio de un rolling de Vargas que fue retirado por la vía 53.

Lo que vino después, fue una magistral muestra de control por parte de Campos que en complicidad con su cuadro, lograron sacar los dos rivales siguientes y poner sólo a tres outs del campeonato.

En la parte baja del octavo inning, Raúl Rivero fue sustituido por Franklin Rivero, quien concedió un boleto a Freddy Galvis quien posteriormente avanzó a la segunda por un mal tiro de Morales.

Seguidamente, Endy Chávez se sacrificó para que Galvis llegara a la tercera base y dejar todo servido a José Pirela.

Para enfrentar al “águila negra”, Luis Dorantes trajo a Osmer Morales, quien caminó a Pirela, para  enfrentar al cuarto bate, Mario Lisson, que con un batazo duro por tercera impulsó la cuarta carrera en las piernas de Galvis.

Con corredor en el inicial, Dorantes volvió a tirar de su bullpen y llamó a Ángel Calero quien concedió un boleto a Alexander Romero.

Eso fue todo para Calero que tuvo que entregar la pelota a José Cisnero, quien fue recibido de manera hostil por Jesús Flores, que se trajo la quinta rayita para la causa zuliana.

El encargado de ponerle el cerrojo al juego de pelota fue Silvino Bracho. La gente comenzaba a celebrar en las tribunas del Luis Aparicio, quienes contemplaban la espectacular atrapada de Herlis Rodríguez para sacar de circulación a Jesús Montero.

El siguiente bateador era Denis Phipps, y Bracho lo dominó sin problemas con elevado al guante de Endy Chávez. A falta de un out la tensión se apoderaba del estadio y Carlos Rivero conectaba un enorme cuadrangular por el jardín derecho para dibujar el 2-5.

Le tocó respirar hondo a Silvino Bracho y enfrentar a Gustavo Molina, que de manera dramática lo retiró por la vía del ponche para conseguir el título de campeones 17 años después.

La victoria se la llevó Mitch Levily con una estelar apertura, en la que trabajó en un espacio de 7 entradas completas, permitió 2 sencillos y un cuadrangular.

Por su parte, Raúl Rivero cargo con la derrota, luego de lanzar en 7 episodios completos, en las que permitió 6 hits, 3 carreras y par de cuadrangulares.

El juego salvado fue para Silvino Bracho, que a pesar del cuadrangular de Carlos Rivero, logró ponerle el cerrojo al juego de pelota.

 

Fuente: Notitarde.-

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Otro sitio realizado por Kistoy