OCURRIÓ EN ANZOÁTEGUI: UN LADRÓN MURIÓ DE UN INFARTO CUANDO COMETÍA UN SECUESTRO

El pasado viernes en horas de la noche luego de registrarse un robo con toma de rehenes, falleció Anderson Contreras de 23 años, quien además era uno de los seis ladrones implicados en el hecho ocurrido en la calle Urdaneta del sector Pinto Salinas de Pariaguán municipio Miranda, sur de Anzoátegui.

 

Lo curioso del caso es que Anderson no murió producto de un enfrentamiento con las fuerzas policiales, sino de un infarto. El hombre irrumpió junto a los otros delincuentes en la residencia de una docente que se encontraba junto a su esposo e hijo, pero fueron detenidos por una comisión de Polianzoátegui, que llegó al sitio, gracias a la denuncia de vecinos de la zona.

 

Según fuentes policiales, durante el procedimiento uno de los ladrones logró huir, cuatro de ellos se encuentran detenidos, y el quinto sujeto (Contreras) quedó muerto dentro de la vivienda. Hasta los momentos se desconoce la causa del infarto.

 

Durante el procedimiento se incautó una pistola calibre 9 mm, marca Glock sin seriales y un vehículo Ford Fiesta, color beige placas AB722JF.

 

(LaIguana.TV)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Otro sitio realizado por Kistoy